PC-Gaming

PC de marca o por piezas

Esta decisión es muy importante a la hora de adquirir un nuevo PC y muchos usuarios son ajenos a las diferencias que se van a encontrar. Cuando compramos un PC podemos optar por un equipo de marca: Dell, HP, Asus, Apple, etc, o podemos comprar un ordenador a medida tambíen llamado PC clónico. Estos ordenadores a medida se montan usando componentes de los principales fabricantes: Intel, AMD, MSI, Asus, Gigabyte, Corsair, Samsung, Kingston, etc.

Un PC por piezas te da mejores prestaciones por cada euro invertido.

Los ordenadores personalizados son muy flexibles en términos de especificaciones, ya que puedes seleccionar cada componente en función de tus necesidades. La variedad de componentes es muy grande, por lo que las combinaciones son casi infinitas, y es muy difícil que dos ordenadores montados por piezas sean iguales.

Los fabricantes de ordenadores premontados también ofrecen un catálogo bastante variado, pero está muy lejos de la inmensa variedad que puede ofrecerte un ordenador personalizado pieza a pieza.

Es muy común encontrar ordenadores premontados que están desbalanceados. Muchas veces se ponen procesadores muy potentes, junto a una tarjeta gráfica de gama de entrada y una fuente de alimentación de mala calidad. Esto se hace para mantener el precio ajustado a la vez que se presume de incluir un gran componente, como el último procesador de turno.

Por no hablar del marketing, resaltando algunas especificaciones que no son relevantes, y ocultando otras que son fundamentales.

¿El PC por piezas es de menor calidad?

Un error común del usuario que no tiene muchos conocimientos informáticos, es el de pensar que un PC de marca siempre va a ofrecer mayor calidad. Esto no es para nada cierto, ya que los ordenadores ensamblados por una marca tienden a usar componentes de peor calidad. Así se abaratan los costes de fabricación, aprovechando la desinformación de una aplastante mayoría de potenciales clientes.

Además de esto, un ordenador montado por componentes o clónico, es también de marca, ya que elegimos cada una de sus partes de los mejores fabricantes del mercado.

Vamos a empezar por la base, un ordenador, ya sea un PC por piezas o de marca, contiene por lo general:

  • Una placa base
  • Un procesador
  • Uno o varios discos duros
  • Una fuente de alimentación
  • Módulos de memoria RAM
  • Una tarjeta gráfica
  • Una caja

El problema es que un usuario medio que hace uso de estas tecnologías no conoce bien el hardware de los PC. Sabe bien la función que necesita desarrollar en su trabajo y los programas que necesita que el ordenador ejecute con fluidez, pero desconoce los detalles técnicos.

¿Qué tipo de PC ofrecen las grandes superficies?

Debido a la falta de conocimiento técnico, nos encontramos con una gran masa de clientes que va a realizar una mala inversión por varios motivos. Y estos son principalmente, que no todo el mundo tiene tiempo ni el interés en ser un experto en ordenadores y además las grandes superficies no tienen comerciales con alta formación técnica. Estos venden los productos con alto stock de almacén que les han dicho que deben de vender como lo mejor y más recomendable.

Además de lo mencionado, las grandes cadenas físicas no tienen técnicos expertos en montaje de ordenadores a medida según las necesidades de cada cliente. Vender ordenadores ya preparados e instalados de marca HP, Dell o Asus, es mucho más cómodo y rápido en su logística y gestión de almacén. En cambio disponer de stock y de personal con formación que realice montajes a medida bajo presupuesto es algo más complicado y caro.

Garantía de PC por piezas o PC de marca

La garantía de los ordenadores de marca puede ir de 1 a 2 años, siendo lo segundo lo más común. Aquí no existiría una gran diferencia si no fuese porque… efectivamente también la hay.

En el caso del PC de marca, la garantía nunca va a superar los 2 años (salvo contrato de seguro de garantía adicional con vendedores). Sin embargo, cuando compramos un PC por piezas, la garantía es para cada componente por separado. Podemos comprar una fuente de alimentación cuyo fabricante ofrece una garantía de 5 años, una memoria RAM con garantía de por vida, o un disco duro con garantía de 6 años y seguro contra pérdida de información.

Conclusión

Hay un factor que siempre es determinante. Al montarlo por piezas siempre puedes empezar con un basico y poco a poco ir añadiendo las piezas hasta completarlo. Con lo que el gasto economico inicial y final respecto un pc montado es más evidente. Hace poco vi un pc con solo la torre por 1300 sin monitor. Hice numeros con los mismos componentes añadiendo un monitor decente y aun me ahorraba 200€ , no hay color.

¿Cuál es tu opinión? ¿Crees que es mejor comprar un ordenador por piezas o uno ya montado y listo para usar? Puedes dejar tu opinión en los comentarios para ayudar al resto de nuestros lectores.

 

Windows-10-nieve

Se acabó que una actualización de Windows estropee tus drivers: a partir de ahora, será más fácil

Microsoft ofrece mejoras de Windows 10 de manera constante en forma de actualizaciones predeterminadas que traen nuevas herramientas o mejoras imprescindibles para la seguridad del equipo. Normalmente, con estas actualizaciones también es posible instalar controladores opcionales recurriendo al denominado como Administrador de Dispositivos. ¿No lo conocías? No te preocupes, porque no eres el único.

La compañía de Redmond tiene previsto para el próximo año modificar la forma en la que los usuarios de Windows 10 podrán actualizar y adquirir los controladores opcionales en su ordenador, tal y como ha revelado el medio BleepingComputer en su web.

Para ello, se habilitará un nuevo apartado dentro de Windows Update que facilitará la gestión de los drivers opcionales a partir del lanzamiento de Windows 10 2004, que hasta hace poco conocíamos con el nombre de Windows 10 20H1. Así, Microsoft quiere prescindir del Administrador de Dispositivos, una herramienta poco accesible para muchos usuarios.

egún ha explicado la compañía, están trabajando en facilitar la visualización de todas los drivers disponibles (tanto opcionales como las actualizaciones de software) desde un solo lugar que será Windows Update. De esta forma, ya no será obligatorio recurrir para ello al Administrador de Dispositivos: Windows Update mantendrá al día todos tus drivers automáticamente.

En el nuevo apartado de Windows Update podremos seleccionar qué drivers queremos actualizar y cuáles no, para evitar que cambie su funcionamiento. Además, existirá la opción de que se actualicen automáticamente cuando se reciba una versión nueva (si lo deseas). Está previsto que estos cambios se hagan oficiales en la segunda mitad de 2020.

art_ubi-punto uap-ac-lite_2

Claves que explican por qué tu conexión Wi-Fi va tan lenta

Tu conexión Wi-Fi va lenta y no sabes por qué. Si te encuentras en esta situación y no tienes claro qué puedes hacer para resolver este problema tranquilo, en este artículo vamos a repasar cinco claves que explican de una manera sencilla por qué una conexión Wi-Fi puede funcionar de una manera lenta, y también te daremos una serie de soluciones para que puedas mejorar el rendimiento.

Es importante tener en cuenta que cuando tenemos problemas con la velocidad de nuestra conexión Wi-Fi lo más habitual es que estos tengan su origen en varias causas. Por ello os recomiendo que echéis un vistazo a todos los puntos que vamos a ver a continuación y que, en caso de dudar en algunos, pongáis en práctica igualmente las soluciones incluidas en ellos.

Dicho esto entramos en materia. Estas son las cinco causas más habituales de una conexión Wi-Fi lenta y sus correspondientes soluciones.

1.-Mala ubicación del router

Tu conexión Wi-Fi va lenta y no sabes por qué. Si te encuentras en esta situación y no tienes claro qué puedes hacer para resolver este problema tranquilo, en este artículo vamos a repasar cinco claves que explican de una manera sencilla por qué una conexión Wi-Fi puede funcionar de una manera lenta, y también te daremos una serie de soluciones para que puedas mejorar el rendimiento.

Es importante tener en cuenta que cuando tenemos problemas con la velocidad de nuestra conexión Wi-Fi lo más habitual es que estos tengan su origen en varias causas. Por ello os recomiendo que echéis un vistazo a todos los puntos que vamos a ver a continuación y que, en caso de dudar en algunos, pongáis en práctica igualmente las soluciones incluidas en ellos.

Dicho esto entramos en materia. Estas son las cinco causas más habituales de una conexión Wi-Fi lenta y sus correspondientes soluciones.

1.-Mala ubicación del router

Wi-Fi lenta

Si no hemos colocado el router en una posición apropiada podemos estar seguros de que acabaremos teniendo problemas de conexión con nuestra red Wi-Fi, y no hablamos únicamente de una velocidad lenta, sino que incluso podemos llegar a crear zonas muertas, es decir, lugares en los que no tendremos conexión a Internet.

La ubicación del router es fundamental porque de ello dependerá el alcance de nuestra conexión Wi-Fi. Si colocamos el router en una posición alejada del centro de la casa y a una altura muy baja el alcance de la señal se verá seriamente afectado, tendremos más zonas muertas y la velocidad y la estabilidad de la conexión será bastante pobre en muchas zonas.

Solución: es fácil, solo tienes que mover el router a una ubicación adecuada. Puede parecer exagerado, pero algo tan simple como mover el router a una posición central y elevada puede mejorar de manera significativa tanto la calidad como el rendimiento de una conexión a Internet.

2.-Bloqueadores «naturales» de señal.

En un hogar hay muchos elementos que pueden acabar bloqueando de manera significativa la señal, aunque no todos tienen el mismo impacto. Hace un tiempo vimos cómo afectan los diferentes materiales de construcción a la señal Wi-Fi, pero debemos tener en cuenta que, además, hay otros elementos que pueden tener un impacto significativo.

Por ejemplo, los espejos y las peceras de gran tamaño pueden reducir de manera drástica el alcance de la señal, una realidad que, unida a muros y puertas, puede tener un impacto enorme en nuestra conexión Wi-Fi.

Solución: lo ideal es colocar el router lejos de esos bloqueadores «naturales» de señal. En caso de que no nos sea del todo posible existen soluciones sencillas y socorridas, como dejar las puertas abiertas.

3.-Las interferencias dan muchos problemas

La conexión Wi-Fi utiliza ondas de radio que operan en las bandas de 2,4 GHz y 5 GHz, lo que significa que son susceptibles de sufrir interferencias generadas por las frecuencias de otros dispositivos que operen en esas mismas redes.

Por ejemplo, los microondas generan interferencias muy marcadas en la banda de 2,4 GHz, y lo mismo ocurre con los teléfonos sin cable y otros dispositivos inalámbricos. La banda de 5 GHz es menos propensa a sufrir interferencias, aunque tampoco se libra de ellas.

Solución: nuestra mejor opción es intentar mantener el router alejado de fuentes de interferencias, y utilizar la banda de 5 GHz siempre que sea posible.

4.-El router se ha vuelto «loco»

Es algo que puede ocurrir con cierta frecuencia y que debemos tener muy en cuenta. Cuando el router trabaja de manera continuada durante largos periodos puede acabar sufriendo algún tipo de error del que no podrá recuperarse sin recibir un reinicio.

Los problemas derivados de este tipo de errores pueden ser muy variados, entre los más importantes se incluyen una conexión Wi-Fi lenta, caídas y cortes espontáneos e intermitentes y hasta una pérdida total de la conexión a Internet.

Solución: es un problema que puede parecer muy grave y hasta generar un fuerte malestar, pero podemos estar tranquilos. Normalmente basta con reiniciar el router, para ello debemos apagarlo y desconectarlo de la corriente eléctrica durante un minuto.

5.-Invitados no deseados en tu red Wi-Fi

Los amigos de lo ajeno son un problema constante cuando hablamos de conexiones Wi-Fi. Si has probado todos los puntos anteriores, has contactado con tu proveedor (ISP) y tu conexión Wi-Fi sigue siendo lenta es probable que tengas a uno o a varios invitados no deseados robándote la conexión.

Con el paso de los años el número de intrusos en redes Wi-Fi ajenas se ha reducido de manera considerable, pero sigue siendo uno de los problemas más importantes.

Solución: para evitar que entren intrusos a vuestra red Wi-Fi es recomendable cambiar la contraseña por defecto y el nombre de la red. Si ya tenéis intrusos bastará con cambiar la contraseña del Wi-Fi a través del menú del router. En este artículo encontraréis toda la información que necesitáis.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!